¿Cómo saber si el orar en lenguas viene de Dios?

El orar en lenguas ha sido uno de los dones más atacados en la iglesia, y uno de los que más miedo genera en los creyentes, porque se suele pensar que podemos estar orando en lenguas demoniacas, y por supuesto que ningún creyente querría eso. Así que hoy estaré respondiendo a la pregunta ¿Cómo saber si el orar en lenguas viene de Dios o del enemigo?

En este artículo, compartiré contigo 2 señales que pueden indicarte si estás lidiando con lenguas demoniacas, cómo asegurarnos de si estamos lidiando con estas lenguas si tenemos dudas, y cómo ser libre de ellas en caso de ser así.

temor a hablar en lenguas

El don de lenguas es un regalo de Dios

Pero antes, quiero aclarar que el orar en lenguas es un don hermoso que Dios nos ha dado, que aunque no entendamos lo que decimos (si no tenemos el don de interpretación), edifica nuestro espíritu. Esto lo vemos en 1 Corintios 14:4: «El que habla en lenguas se edifica a sí mismo; en cambio, el que profetiza edifica a la iglesia.»

Y algo hermoso que nos recuerda el Apostol Pablo es que cuando oramos en lenguas, nuestro espíritu ora (1 Corintios 14:14) y que él agradecía a Dios porque él oraba en lenguas continuamente (1 Corintios 14:18). Y es que orar en lenguas es la oración perfecta, porque nuestro espíritu está conectado con Dios y la carne no se interpone.

Así que no despreciemos este don porque proviene de Dios para nuestra edificación.

Todo lo que hace el enemigo es una copia de lo que Dios ha creado, y muchas veces dejamos de usar lo original que proviene de Dios solo porque existe una copia; pero estoy segura de que no dejarías de comprarte un zapato original y de perderte de su calidad y durabilidad simplemente porque existe una copia en el mercado, ¿Cierto?.

Muchos brujos y satánicos usan las lenguas para que sus conjuros sean más efectivos, para maldecir, y para acceder más al mundo espiritual; sin embargo, los cristianos que tenemos lo original, algo mucho más poderoso que ellos porque tenemos al Espíritu Santo, hemos dejado que Satanás nos confunda y hemos dejado de usar un arma poderosa que Dios nos ha entregado. 

Es tiempo de escuchar más a Dios que a Satanás.

Señales de posibles lenguas demoníacas

Quiero hacer énfasis en la palabra «posible», porque estas señales nos indican que es momento de estar alertas, pero debemos usar el discernimiento espiritual, y apoyarnos en el Espíritu Santo para tener la certeza de esto; especialmente si estamos usando esta información en una sesión de liberación. 

Siempre debemos recordar que Jesús vino a restaurar, y es eso lo que debemos hacer los unos con los otros.

Así que aquí están las señales:

  1. Las lenguas tienen muchas «S». Estas lenguas suenan como una serpiente hablando; bien sea al inicio de las palabras, al final de las mismas, o al inicio y al final. Y es que esto es una característica del espíritu de adivinación.
 
Hechos 16:16: «Cierto día, cuando íbamos al lugar de oración, nos encontramos con una joven esclava que tenía un espíritu que le permitía adivinar el futuro. Por medio de la adivinación, ganaba mucho dinero para sus amos.». 

La palabra adivinación en el original significa python o pitón; el cual es un espíritu de una serpiente, y es por ello que suena como una serpiente hablando. Este espíritu es uno de engaño también, y busca reemplazar la voz de Dios en nuestras vidas. 

Podemos llegar a creer que Dios nos está hablando y nos está guiando a hacer cosas, pero no es Dios, es este espíritu de engaño. Y es por eso que estas lenguas pueden venir como un «reemplazo» de las lenguas del Espíritu Santo, es simplemente una forma más de engaño.
 
2. Las lenguas suenan muy forzadas, como golpeadas. Al ser tan forzadas, no suenan como un lenguaje normal, ya que suena como que hay bien sea ira en cada palabra o que cuesta mucho que salga cada palabra.
 
Esto nos indica que muy posiblemente estemos lidiando con lenguas demoniacas.
lenguas demoniacas

¿Qué hacer si todavía tienes dudas?

Si después de estas señales todavía tienes dudas sobre si tus lenguas provienen del Espíritu Santo o no; te recomiendo ir con una persona que tenga este don, que haya sido llena por el Espíritu Santo, y que le digas que tienes dudas sobre si tus lenguas provienen del Espíritu Santo o no, y que quisieras que esa persona te diga qué percibe, que siente en el espíritu cuando oras en lenguas.

Me ha pasado que en medio de una liberación, la persona que está recibiendo liberación, empieza a hablar en lenguas; pero en el espíritu uno sabe que no son lenguas que provienen del Espíritu Santo porque el ambiente se torna pesado, uno puede sentir como un rechazo por esas lenguas y es porque no provienen de Dios.

Nota importante: Aclaro que no todas las lenguas suenan iguales, y no porque suenen diferentes a las nuestras debemos rechazarlas. Dios hace como quiere y pueden sonar diferentes; pero que sean diferentes no quiere decir que van a sonar como lenguas demoniacas, simplemente que nuestro Dios es tan creativo y tan maravilloso que hay una gran variedad en el cuerpo de Cristo en todo sentido, hasta en las lenguas.

como ser libres de espiritus inmundos

¿Cómo ser libres de las lenguas demoníacas?

Si estás seguro que estás lidiando con esta situación, cualquiera de ambos casos (Sss o forzadas), debemos reprender esas lenguas y reprender todo espíritu inmundo que está atado a esto.

Puedes decir algo como esto: «Renuncio a las lenguas que no provienen de Dios, renuncio a todo espíritu de adivinación, renuncio a todo espíritu de engaño que quiere hacerse pasar por Dios, y lo echo fuera en el nombre de Jesús».

Puedes permanecer orando un rato a Dios para que te haga libre de esto.

Si todavía después de esto sigues lidiando con el mismo problema, te recomiendo que busques apoyo de otros creyentes para que tengas una sesión de liberación.

Pero en definitiva, no hay que temer a hablar en lenguas, es un regalo de Dios para fortalecer nuestro espíritu, para llegar más profundo con Dios. El enemigo solo copia todo lo que Dios hace. ¿Por qué dejar de disfrutar el regalo que Dios tiene para ti porque exista una copia?

No debemos temer al enemigo. Recuerda que Dios no te ha dado un espíritu de temor, sino de amor, poder y dominio propio (2 Timoteo 1:7). Es él quien te debe tener miedo a ti, porque Cristo vive en ti.

Artículos sugeridos

Comparte:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest
como estudiar la biblia

¡Bienvenido!

Mi nombre es Andrea Mijares, y comparto herramientas prácticas para que puedas vivir el Evangelio no solo los domingos, sino en cada área de tu vida, incluyendo tu matrimonio, maternidad, finanzas y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.