¿Quién es el Espíritu Santo?

Cuando nos referimos al Espíritu Santo, muchas personas piensan en que es una fuerza o una energía que hace que las cosas sucedan, lo que nos lleva a un misterio aún más profundo; pero cuando sabemos que el Espíritu Santo es una persona, nos preguntamos ¿Quién es el Espíritu Santo? ¿Cuál es su función? Eso y más estaremos conversando en este artículo.

quien es el espiritu santo

El Espíritu Santo es una Persona

Lo primero es recordar que la Trinidad está conformada por personas, no por cosas, por ende, el Espíritu Santo es una persona. Pero ¿Qué hace que alguien sea considerada una persona?

  • El intelecto
  • Las emociones 
  • La voluntad

 

El Espíritu Santo tiene estas 3 carácterísticas o capacidades. Leamos algunos versículos para corroborar esto.

Efesios 4:30: «No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos, y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.» – Esto nos habla de sus emociones. Una cosa no tiene emociones, pero una persona sí.

1 Corintios 12:11: «Es el mismo y único Espíritu quien distribuye todos esos dones. Solamente él decide qué don cada uno debe tener.» – Este versículo nos muestra que él tiene voluntad para determinar quien obtiene cada don, pero no solo esto, incluso el Espíritu Santo le impidió a Pablo ir a Asia (Hechos 16:6).

Juan 14:15-17: «»Si me aman, obedezcan mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre. Me refiero al Espíritu Santo, quien guía a toda la verdad.» – Como abogado que nos defiende, debe tener intelecto para cumplir con esta función.

Alguien que defiende y guía a otra persona no puede ser una cosa, se requiere de intelecto para hacerlo, es por ello que la Biblia nos muestra al Espíritu Santo como una persona, y hoy más que nunca es importante para los cristianos conocerle y depender de Él y de su guía.

.

¿Quién es el Espíritu Santo?

Aunque siempre se nos ha hablado sobre el Espíritu Santo como la tercera persona de la Trinidad, esto no lo vuelve alguien de menor poder o inferior al Padre o al Hijo; ellos son una unidad indivisible (Hay un solo Dios), por lo que no quiere decir que mora en nosotros alguien inferior o que no merece nuestro respeto.

El Espíritu Santo es Dios, Él es el creador, es el Todopoderoso y es un privilegio que Él more en nosotros.

Él sigue siendo Dios, no es alguien inferior, pero en la Trinidad cada uno tiene un rol diferente, así como fue el Hijo el que dio la vida por nosotros y no el Padre ni el Espíritu, así mismo el Espíritu Santo tiene un rol diferente en nuestras vidas.

Parte de poder acercarnos a Él tiene que ver con tener una oración conforme al corazón de Dios, para así desarrollar la cercanía que necesitamos tener con Él.

¿Cuál es la Función del Espíritu Santo?

El Espíritu Santo tiene diversas funciones en nuestras vidas de acuerdo a la Biblia, aquí te hablaré de algunas de las más relevantes porque saber cuál es su labor es parte de conocerle y de poder sentirnos seguros porque Él vive en nosotros y estará con nosotros hasta el fin.

Dar Vida

El Espíritu Santo es quien da ese aliento de vida desde la creación, y es por eso que fue Él quien levantó a Jesús de entre los muertos. Romanos 8:11 » El Espíritu de Dios, quien levantó a Jesús de los muertos, vive en ustedes; y así como Dios levantó a Cristo Jesús de los muertos, él dará vida a sus cuerpos mortales mediante el mismo Espíritu, quien vive en ustedes.». Es decir, que lo reconozcamos o no, no tenemos vida por nosotros mismos, dependemos completamente del Espíritu Santo para vivir. Él es quien sustenta la vida.

Darnos Poder

Por medio de Él es que recibimos el poder para realizar milagros, liberaciones y sanidad. Hechos 1:8 «pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.».

No tenemos poder por nosotros mismos, eso no es posible, solo tenemos el poder de realizar milagros por causa del Espíritu Santo, y estos milagros son realizados para dar gloria a Dios.

Darnos un Nuevo Nacimiento

El Espíritu Santo mora en nosotros. Incluso Jesús cuando habló con Nicodemo. Juan 3:5-6: «Jesús le contestó: —Te digo la verdad, nadie puede entrar en el reino de Dios si no nace de agua y del Espíritu. El ser humano solo puede reproducir la vida humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo.». Somos dependientes de Él para poder entrar al reino de los cielos, y es por ello la importancia que tiene el tener un nuevo nacimiento, el cual solo el Espíritu lo puede dar.

Transformarnos a la Imagen de Cristo

El Espíritu Santo es quien nos transforma para que seamos más como Dios. Gálatas 5:22-23: » En cambio, la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!». 

Este fruto hermoso del carácter de Dios, solo puede ser alcanzado por medio de la transformación que el Espíritu Santo hace en nosotros, no puede ser adquirido por nuestras propias fuerzas, sería imposible, pero por medio de Él sí que es posible verlo.

Dar Habilidades Artísticas

Él es quien hermosea las cosas y la vida… Éxodo 35:31-35: «El Señor llenó a Bezalel del Espíritu de Dios, y le dio gran sabiduría, capacidad y destreza en toda clase de artes manuales y oficios. Él es un maestro artesano, experto en trabajar el oro, la plata y el bronce. Es hábil en grabar, en incrustar piedras preciosas y en tallar madera. ¡Es un maestro en todo trabajo artístico! El Señor les ha dado tanto a él como a Aholiab, hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan, la capacidad de enseñar a otros sus habilidades técnicas. El Señor los ha dotado de un talento especial en el arte de grabar, de diseñar, de tejer y bordar en hilo azul, púrpura y escarlata de lino fino. Ellos se destacan como artesanos y diseñadores.»

Estas maravillosas capacidades artísticas no vinieron de la nada, vino de la mano del Espíritu Santo.

Además de las labores mencionadas, el Espíritu Santo también nos convence de pecado, es quien transforma los corazones, nos da dones para edificar a la iglesia y es quien nos confirma que somos hijos de Dios. Su labor en nuestras vidas es maravillosa, no hay nada que se iguale a estar en su presencia.

Artículos Sugeridos

Comparte:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest
como estudiar la biblia

¡Bienvenido!

Mi nombre es Andrea Mijares, y comparto herramientas prácticas para que puedas vivir el Evangelio no solo los domingos, sino en cada área de tu vida, incluyendo tu matrimonio, maternidad, finanzas y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.