¿Cómo Hacer el Ayuno de Daniel? Errores Comunes y Alimentos

Muchas personas se sienten más cómodas haciendo el ayuno de Daniel que un ayuno sin ningún tipo de alimento; especialmente aquellos que jamás han ayunado, y este tipo de ayuno puede ser una buena forma para empezar a involucrarse en esta práctica.

Pero al escoger ayunar surge una gran pregunta ¿Cómo hacer el ayuno de Daniel? Podemos pensar que es un simple cambio de dieta, pero es mucho más que eso.

En este artículo estaré compartiendo contigo lo siguiente:

  • ¿Qué es un ayuno?
  • La clave de este ayuno
  • Consejos para hacer el ayuno de Daniel correctamente
  • ¿Qué se puede comer durante el ayuno de Daniel?

¿Qué es un ayuno?

El ayuno no es más que abstenerse de ingerir alimentos. Es dejar de lado el alimento durante un período de tiempo para buscar conocer y tener una experiencia más profunda con Dios.

La Biblia muestra 3 formas principales de ayunar:

  • Ayuno normal: Implica la total abstinencia de alimentos, como el ayuno que realizó Jesús en Lucas 4:2
  • Ayuno absoluto: Este lo vemos en Hechos 9:9 donde Pablo no comió ni tomó agua.
  • Ayuno parcial: Este ayuno enfatiza una restricción en la dieta más que en una abstinencia completa, se encuentra en Daniel 10:3.
 
Si deseas ver este contenido en video, puedes hacer click aquí, sin embargo, en este video no muestro los alimentos que pueden ser consumidos en este ayuno como lo muestro en este artículo.
Como hacer el ayuno de daniel

La Clave de este Ayuno

Este ayuno se encuentra en Daniel 10:1-3, puedes leer todo el capítulo para también ver el maravilloso resultado que causó este ayuno.

«En el tercer año del reinado de Ciro de Persia, Daniel, que también se llamaba Beltsasar, tuvo una visión acerca de un gran ejército. El mensaje era verdadero, y Daniel pudo comprender su significado en la visión. «En aquella ocasión yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto. En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino, ni usé ningún perfume.» – Daniel 10:1-3 (NVI).

Lo que diferencia en gran manera este ayuno de una dieta, y lo que hace que un vegetariano o un vegano puedan realizarlo, se encuentra en Daniel 10:3 «no comí nada especial», en la versión RVR60 dice «No comí manjar delicado». 

Todo esto significa que no comió nada deseable, nada apetecible, eso es lo que se indica en el lenguaje original.

Y esto es porque estaba haciendo un sacrificio. Si solo busco alternativas para las cosas que me gustan ¿Realmente estoy cumpliendo con esto si me la paso buscando cómo hacer helados veganos o un sustituto para mi café de la mañana? Muy probablemente no.

Es importante entender que el enfoque de un ayuno NO está en la comida, está en tu corazón, como todo lo que hacemos.

Dios mira nuestro corazón. Si nosotros hacemos un cambio de dieta y solo estamos enfocados en complacernos a nosotros mismos durante ese tiempo en lugar de enfocarnos en conocer más el corazón de Dios, de hacer un sacrificio por pasar más tiempo con Él, ¿Realmente podemos decir que estamos ayunando? De acuerdo a lo que significa ayunar, la respuesta es no. Eso no sería un ayuno, solo sería un cambio de dieta.

Y aquí viene la parte donde debemos también depender del Espíritu Santo y de su guía. 

Van a haber comidas que son permitidas dentro de este ayuno, pero que tu forma de condimentarlas las pueden hacer deseables para ti, y hasta en eso hay que estar dispuestos a hacer el sacrificio.

Es por esto que veganos y vegetarianos pueden hacer este ayuno, porque si dejas de condimentar o condimentas poco los vegetales, probablemente ya no te parezcan tan deseables… Por supuesto, esto depende de cada persona, en mi caso ocurre esto, pero en el caso de mi esposo no, porque a él no le gustan casi los vegetales, no importa cuánto los condimente para él no serán deseables ni apetecibles jaja.

Y es esta la clave, estar atentos a nuestro corazón aún con los alimentos permitidos dentro de este ayuno.

Consejos Para Hacer el Ayuno de Daniel Correctamente

  • Es un ayuno que generalmente dura 21 días consecutivos. Puede ser realizado por menos tiempo, deja que Dios te guíe en esto también.
  • Empieza al amanecer del día que hayas escogido hacerlo solo o con tu iglesia, y finaliza el día 21 al anochecer.
  • Es un ayuno continuo, por lo que no se acaba cada día a las 6:00PM, sino que inicia en el día #1 y termina en el día #21 al anochecer.
  • NO se trata de la comida, se trata de enfocarse en Dios, por ende planifica tus comidas y cocina en buena cantidad con anticipación para que le puedas dedicar el mayor tiempo posible a Dios.
  • Si sueles comer dulces o tomar café todos los días, es importante que 1 o 2 semanas antes del ayuno disminuyas su consumo hasta eliminarlos, de esta manera no tendrás jaqueca por la falta de café ni tengas ansiedad por la falta de azúcar.
  • Define el propósito del ayuno. Quizás es tu situación financiera, problemas en alguna relación, que quieres conocer más a Dios, quieres el bautismo del Espíritu Santo u otra razón. Sea cuál sea tu motivo, es importante que determines un propósito claro, para que así puedas orar de manera intencional a lo largo de este ayuno, de lo contrario puede que termines el ayuno sintiéndote insatisfecho espiritualmente porque no hubo una dirección clara durante este tiempo de parte de Dios. NOTA: Si Dios te ha llamado a ayunar y no te ha revelado el propósito del ayuno, hazlo y pídele que te dé dirección al respecto.
  • Busca pasajes / capítulos que estén relacionados con el propósito de tu ayuno y medita y ora sobre ellos. Así conocerás qué es lo que dice Dios acerca de tu situación, qué cosas Él ha prometido a sus hijos y cómo enfocar tu oración durante este tiempo. Orar la Palabra de Dios es poderoso.
  • Si vives con otras personas que no están haciendo el ayuno, quizás debas considerar tener otro tiempo para tus comidas o comer en otro lugar en caso de que para ti sea demasiado tentador, especialmente en esos primeros días donde nos estamos adaptando.

¿Qué se puede comer durante el ayuno de Daniel?

La regla en general para este ayuno es que no se permiten alimentos procesados, proteína animal ni productos lácteos; ya esto deja por fuera muchos alimentos que se comen habitualmente, como por ejemplo el azúcar.

Si sabes inglés te recomiendo revisar esta lista pues es la más completa que he visto hasta los momentos. Aquí haré un resumen de esa lista, pues me parece que Susan Gregory ha hecho un gran trabajo en la información sobre este ayuno.

ALIMENTOS NO PERMITIDOS

  • Proteína animal, como pollo, cerdo, carne, pescado, huevos, embutidos.
  • Productos lácteos como la leche, queso, mantequilla.
  • Endulzantes de ningún tipo como azúcar, estevia, miel, entre otros.
  • Alimentos con levadura como el pan.
  • Alimentos procesados y refinados como el azúcar, arroz blanco, harina de trigo, enlatados, alimentos que contengan saborizantes y conservantes.
  • Alimentos fritos como papas, tostones, etc.
  • Bebidas como el café, té, sodas, bebidas energéticas y alcohol.

Es muy importante el leer los ingredientes de los alimentos que se compren para asegurarse que están dentro de los permitidos en este ayuno.

 

ALIMENTOS PERMITIDOS

  • Frutas frescas, congeladas o secas como las manzanas, bananas, arándanos, uvas, kiwi, limón, melón, naranja, papaya, peras, piña, sandía, etc.
  • Vegetales frescos o congelados como el brócoli, espárragos, col (repollo), zanahorias, maíz, ajo, cebolla, hongos, lechuga, papas, tomates, camote, frijoles, etc.
  • Cereales integrales y legumbres como el arroz integral, avena, quinoa, maíz, trigo (entero), lentejas, granos, etc.
  • Aceites saludables como el de canola, oliva, soya, girasol y maíz.
  • Nueces y semillas como almendras, cashew, maní, calabaza, girasol, nueces.

 

Por favor recuerda no condimentar mucho la comida, lo mejor es condimentarla solo con los vegetales permitidos y un poco de sal.

Que Dios te bendiga y te fortalezca en este ayuno.

Artículos Sugeridos

Comparte:

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest
como estudiar la biblia

¡Bienvenido!

Mi nombre es Andrea Mijares, y comparto herramientas prácticas para que puedas vivir el Evangelio no solo los domingos, sino en cada área de tu vida, incluyendo tu matrimonio, maternidad, finanzas y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.